Microcréditos

El Proyecto de Microcréditos de la Fundación Ciudadanos del Mundo se desarrolló durante el año 2013 en los dos territorios de incidencia cotidiana de la organización, que fueron divididos en dos grandes zonas, la Zona Buenos Aires y la Zona La Matanza. En función de los usuarios más activos de la organización, se enfocaron las acciones en los migrantes dominicanos, senegaleses y población afrodescendiente en general, pero no se excluyó a migrantes de otras nacionalidades o ciudadanos argentinos que desarrollaban actividades económicas acordes con los criterios del programa en el territorio delimitado.

En la Zona Buenos Aires (Constitución, Monserrat, Retiro, San Telmo y Balvanera) había mayormente inmigrantes senegaleses y dominicanos que constituían entonces el núcleo mayoritario de personas con las que la Fundación tenía contacto.

Los inmigrantes senegaleses trabajan en el comercio callejero, por lo que la posibilidad de acceso a los microcréditos pudo promocionar y transparentar su actividad, dotándola de una dinámica netamente comercial. Esta transformación trajo consecuencias positivas en su proceso de integración a la sociedad argentina, al mismo tiempo que los alejaba de las características inestables del comercio callejero, tan cercano  a la “situación de calle” y sus problemáticas de riesgo.

En el caso de los dominicanos las opciones de acceso a microcréditos fueron más personalizadas, de acuerdo a los proyectos que cada uno de ellos pueda o decida emprender, siendo las actividades de peluquería y comercio ambulante las más comunes.

En síntesis, en la Zona Buenos Aires los microcréditos estuvieron destinados al desarrollo de actividades comerciales formales, con distinto impacto de acuerdo a cada comunidad pero con acento en la formalización de los mecanismos de trabajo.

Esto permitió una mejor y rápida integración de los miembros de estas comunidades en la vida nacional y les dio mejores herramientas para el acceso a derechos, a fin de evitar (o tener mejores mecanismos de defensa frente a) las circunstancias de discriminación e ilegalidad, sobre todo en el caso de senegaleses y dominicanos.

En septiembre de 2015 entregamos microcréditos en el Barrio Zavaleta de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, gracias a la ayuda de la agrupación Kolina de la Comuna 4 y la confianza depositada por el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación. Con estos nuevos emprendedores la Fundación Ciudadanos del Mundo hizo entrega de Microcréditos a 83 microemprendedores.

En la Zona La Matanza (Virrey del Pino, Laferrere, Villa Madero, Villa Luzuriaga, San Justo, La Tablada, Rafael Castillo, 20 de junio, Barrio Da Vinci), donde la Fundación tiene un asentamiento territorial extenso a lo largo de distintos puntos de la Ruta 3, incluso con planes de expansión que se están concretando en el año 2017, la importancia del acceso a microcréditos tuvo que ver con la población de destino y las características socio-ambientales en que vivían.

Se trata de barrios muy pobres con carencias de infraestructura urbana y problemas de violencia interpersonal e intrafamiliar.

Los emprendimientos que allí se apoyaron tenían que ver con economías de subsistencia familiar, como panaderías, pizzerías, kioscos, etc. Fueron un aporte más para la constitución de unidades socio-ambientales de mejor calidad urbana y humana. Paraguayos, bolivianos y peruanos, las comunidades más extendidas en las zonas de La Matanza donde la Fundación realizó su trabajo, fueron apoyados mediante los  microcréditos en sus intentos por “salir adelante” y al mismo tiempo pudieron convertirse en pioneros de sus comunidades.

Participación en Jornada de Capacitación

La Fundación Ciudadanos del Mundo participó de una Jornada-debate sobre la profundización política de la Economía Social y Solidaria. Junto a referentes de otras organizaciones y funcionarios del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, integrantes de la fundación debatieron sobre los desafíos que caracterizan a la Economía Social y Solidaria.

http://www.microcredito.org.ar/noticia-1957.html