ENG

Historia

La Fundación Ciudadanos del Mundo nació en la localidad de Gregorio de Laferrere, Provincia de Buenos Aires, en el año 2008, a raíz de la preocupación que algunas personas sintieron en ese momento por la alta vulnerabilidad en la que viven diversos grupos de nuestra sociedad. 

Dado que esta preocupación estuvo desde su origen vinculada a las características propias de un país de migración, que históricamente se conformó alrededor de poblaciones venidas de otros lugares del mundo, la primera época de la Fundación se concentró en mitigar la situación de vulnerabilidad de los inmigrantes y refugiados.

Dentro de una realidad mundial en la cual los procesos migratorios muchas veces son abordados de formas simplificadas, con miradas que sólo contribuyen al desconocimiento y el miedo hacia lo diferente, la figura del inmigrante y refugiado es víctima de discriminación, estigmatización e intolerancia cultural y religiosa.

Estos escenarios, sumados al desarraigo, incertidumbre y soledad que implican el estar lejos del lugar de origen, afectan profundamente sus posibilidades de integrarse a la sociedad. Y nuestra comunidad pierde, a su vez, una enriquecedora oportunidad de intercambio social y cultural.

La Fundación se constituyó como un espacio de promoción de la inclusión, la integridad y el respeto por los derechos de inmigrantes y refugiados, brindándoles asistencia y teniendo en cuenta todos los aspectos de su problemática.

Posteriormente, la Fundación se abocó a otro sector vulnerable por definición, la primera infancia. Los niños son receptores de las vulnerabilidades provenientes de diversas fuentes, como sus padres y la situación socio-económica general. Sus primeros años de vida, cuando no pueden resolver ni decidir, son fundamentales para su futuro desarrollo como personas. La preocupación por educar niños sanos, maduros y autónomos llevó a la Fundación a trabajar junto con el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y dar origen al Jardín Niños del Mundo en el año 2014. Como continuación de dicho proceso pasamos a gestionar luego un Espacio Educativo de Primera Infancia – EEPI en la Ciudad de Buenos Aires, donde 100 niños de 2 y 3 años se educan actualmente en forma totalmente gratuita.

En una tercera etapa, la experiencia aprendida con el EEPI de la Ciudad de Buenos Aires permitió a la Fundación transmitir su capacidad de gestión a un conjunto de 13 jardines de infantes del municipio de La Matanza, en la provincia de Buenos Aires.

Finalmente, nos encontramos actualmente en una cuarta etapa de expansión hacia la cobertura de otras áreas de vulnerabilidad, como las problemáticas de género, la cultura de paz y el fomento de la transparencia.

BLOG / NOTICIAS