PROBLEMÁTICA MIGRATORIA

Por Sylvia Ibarra

 

Para nadie es un secreto que las raíces de la Argentina actual tiene una relación muy profunda con la inmigración.  Pero vale la pena distinguir que la Inmigración Europea ha recibido un tratamiento distinto de la del resto del mundo, ya que la primera siempre fue bienvenida y admirada tanto por los ciudadanos argentinos, como por sus instituciones mismas, mientras que la inmigración limítrofe principalmente fue sometida a un proceso de invisibilización con las consecuencias que esto acarrea.

Los Inmigrantes en cualquier parte del mundo sufren el mismo tipo de problemas, desde los de carácter psicológico (originados por el desplazamiento voluntario o no de sus países de origen) hasta los prácticos relacionados con la alimentación, la vivienda y por supuesto el trabajo.  Las dificultades de los inmigrantes varían mucho de caso a caso pero también sufren por actos similares y universales. 

Pero de todos los problemas existentes, el que se constituye como punto de partida  es el proceso de legalización en la Argentina del que depende la obtención de mejor calidad de vida y por supuesto del cumplimiento de las normas en el país. El proceso que es necesario adelantar para obtener la residencia, aún dista de ser simple y por el contrario se convierte en una larga y complicada espera, donde la falta de información e indicaciones confusas son las características comunes. 

Otros problemas no menos graves están relacionados con la discriminación, la existencia de trabajo esclavo, la trata de personas y en general condiciones de trabajo por fuera del marco legal y por ende abusivas.  De hecho existe un alto porcentaje de inmigrantes con un nivel de educación muy alto pero al estar relegados por distintas causas deben dedicarse a los trabajos de más baja categoría y no se valora sus conocimientos académicos e intelectuales.

Esto es sólo una muestra rápida sobre los problemas de los inmigrantes, pero este espectro se amplia de sobremanera si tenemos en cuenta que el inmigrante es un ser humano y como tal la problemática del inmigrante es la del ser mismo, bajo condiciones aún mas severas, donde se lucha por la “existencia legal” en primera instancia.

Sobre este tema se fundan los intereses de nuestra Fundación, para quienes todas las noticias, discusiones y debates relacionados con los Inmigrantes en el Mundo son un tema siempre merecedor de atención, haciendo énfasis en la defensa de sus derechos y oportunidades.